lunes, 23 de septiembre de 2013

Pasear en piragua por el río, pollo en la cervecera, y jugar a caballeros


Os proponemos una excursión que bien merece la pena hacer con los txikis, aunque os aviso que solamente os queda este mes para probar, y si no a esperar al año que viene.



Nos habían hablado de una empresa de aventura, Kirik, que ofrece actividades en varios puntos de Bizkaia. Uno de ellos es Balmaseda, y allí tienen piraguas en alquiler para pasear en el río. Así que allí que nos hemos ido a probar para contároslo a vosotros.

Nuestra experiencia en este medio es bastante mediocre; alguna vez hemos ido los aitas a realizar el descenso del Sella, y poco más. Y en ese caso, no nos parecía apropiado para hacer con los peques, porque consideramos que es bastante larga y con alguna que otra corriente.
Pero en este caso, lo veo ideal como primer contacto con los más pequeños, ya que el agua está en calma y es difícil que vuelque. De hecho se ha animado a montar hasta la pequeña, con sus dos añitos recién cumplidos.


El tramo de río del que disponemos para remar es súpertranquilo, y si tenéis suerte (y no hacéis ruido, sobre todo), podéis nadar con los patos.

Hemos remado los pequeños, los mayores, nos ha dado tiempo a tomarnos un pequeño hamaiketako y por supuesto nos hemos bañado, ya que hay una zona donde cubre muy poquito y no hay miedo de accidentes inesperados.

Después de pasar la mañana a remojo, hay hambre, así que hemos recargado las pilas en la cervecera de la piscina. Un buen pollo con patatas y la inseparable ensalada, hace que recuperemos las pilas para ir a divertirnos al parque "del castillo hinchable" según la pequeña de la familia.


Es un parque infantil ideal, con un castillo medieval enorme lleno de toboganes, que invita a la imaginación, un dragón para los niños un poco más pequeños, un arenero para los más chiquitines, y hasta una tirolina.
Nos ha llamado la atención un columpio-banco. Están unidos entre sí dos columpios para niños pequeños mediante una especie de banco, de manera que se puede montar un adulto y así balancea a los dos niños a la vez. En nuestro caso, como somos muy burros, se han llegado a sentar en el banco un adulto y dos niños, más otros dos niños pequeños en sus correspondientes sillas. En fin...

Para los que no les gusten los columpios, o simplemente prefieran comer su propio picnic, otra opción es ir al merendero de Bolumburu, perteneciente al municipio de Zalla, que queda muy cerquita y es un sitio muy bonito. Seguro que otro día os hablo de él.

¿Qué os parece el plan? ¿Conocéis alguna actividad más que se pueda hacer con los peques en Balmaseda para completar el día?

Nosotros, desde luego, lo recomendamos. Los críos se lo han pasado de miedo, y los mayores también, para qué os voy a mentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encanta que opinéis y comentéis sobre las cositas que os cuento. Mil gracias por hacerlo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...